CUEVA DEL VIENTO

 

 SITUACIÓN  GEOGRÁFICA 
Esta situada en El Termino Municipal de Icod de los Vinos, zona Norte de la Isla de Tenerife.   La Cueva del Viento es la 5ª cavidad Mayor del Mundo en terreno volcánico, después de las de Hawaii ( Kazumura Cave con 65 Km. de desarrollo y otras) pero es la numero uno en su Formación Laberíntica.       Se tienen de momento explorados y topografiados por parte del Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare 18 Km. de desarrollo, y aún se esta en exploración y topografía por este Grupo (pudiéndose conectar con la Cueva Felipe reventón pasando a tener 21 Km. de desarrollo todo el Complejo). Además de su Gran Importancia Vulcanologica que recorre todo el Valle de Icod de los Vinos, tiene un gran interés Biológico y Paleontológico. El desarrollo de la Cueva incluye a otras cavidades conectadas todas entre si, como la Cueva Belén, la del Sobrado, la de las Breveritas, y la de los Piquetes. Se conocen 7 bocas de acceso al Complejo.

 Terrazas formadas por el flujo de la lava

      La visita esta dividida en 3 partes fundamentales:       La primera consta de una pequeña introducción, en el centro de visitantes, en la que se explica el contenido de la visita, allí es conveniente prestar atención al video y paneles informativos. La segunda parte de la ruta, consiste en un recorrido en minibús de 10 minutos que nos aproxima a la cueva, podremos disfrutar de los paisajes rurales y de la idiosincrasia del pueblo canario. Por último se hace un recorrido a pie de aproximadamente 45 minutos. Son muy interesantes las explicaciones y las vistas que hay en la zona. Caminaremos por medio de un pinar y disfrutaremos de una serie de recursos etnográficos. Podremos observar in situ, como el campesino tinerfeño a sabido aprovechar los recursos que la naturaleza les ha brindado.                                                                                                                                               La tercera parte, consite en un recorrido por el interior del tubo volcánico, que hay que realizar provistos de un casco con luz autónoma y durante el que se pueden observar las diferentes estructuras geomorfológicas, como terrazas, gradas, además de visitar los tubos principales y laterales. La cueva no cuenta con iluminación artificial, por lo que hay que agudizar todos los sentidos para disfrutar plenamente de un mundo lleno de sorpresas.

Terrazas formadas por el flujo de la lava

    El casco urbano de Icod de los Vinos destaca principalmente por un ejemplar de Drago de gran antigüedad: entre 600 y 800 años, y dimensiones: 12 m de perímetro y más de 14 m de altura.     En el sur del municipio se localiza el Parque Natural de la Corona Forestal, que contiene una gran masa arbórea de pinos canarios. Existen dos zonas recreativas, El Lagar y Las Hayas, donde se puede acampar y se realizan campamentos juveniles.   Otro lugar destacable es el espacio natural de los Acantilados de Los Silos, que alberga una gran cantidad de especies animales y vegetales.

 El Drago de Icod de los Vinos

      ACCESO                                                                                                                         Se accede a la cueva desde la carretera que comunica Icod de los Vinos con el barrio de la Cueva del Viento, a 1,5 Km. aproximadamente del casco urbano.      Punto de referencia para llegar, Restaurante el Refugio, Ctra. Gral. 130-El Amparo. 922-810853. Icod de los Vinos       Es necesario traer pantalón largo y botas de senderismo o calzado deportivo.       DIRECCIÓN         Dirección: Barrio Cueva del Viento.       Icod de los Vinos        Calle los Almendros       INFORMACIÓN Y RESERVAS       http://www.cuevadelviento.net/       info@cuevadelviento.net       Telef. 922 81 53 39       Descargar diptico, con mapa, en la Web http://www.cuevadelviento.net/

bifurcación de lava 

 

 

 

     Topografía de la Cueva del Viento       La topografía de la Cueva del Viento fue realizada por diversos equipos a lo largo de dos décadas, entre los que destacan: la Sección Vulcanoespeleológica de la Guancha, perteneciente al Grupo Montañero de Tenerife y un grupo de espeleólogos catalanes cuyo trabajo lo desarrollaron conjuntamente con el anterior. Por otro lado, hubo en la década de los 70 un grupo británico que actuó independientemente de los demás. Más tarde han trabajado en ello el GIET de la Universidad de La Laguna y el Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare.      El primer plano de la cueva fue realizado por el grupo de La Guancha, pero no se publicó y fue depositado en la Federación Territorial Canaria de Espeleología de Tenerife, donde aún se conserva. segundo plano fue el realizado por los topógrafos catalanes, trabajo este que sí se publicó en 1974, proporcionándonos detalles de la cueva bastante fiables    Años más tarde aparece una nueva topografía realizada por el equipo británico en 1977, queincluíanuevas galerías de más de dos kilómetros. Sin embargo, no es un trabajo muy fiable ya que el tipo de escala al que está reproducido permite amplios márgenes de error, a pesar de que fue realizado con precisión.      El hecho de que se hayan realizado tantas topografías por separado y que todas ellas den resultados distintos, simplemente refleja la gran complejidad de la cueva.     Se trata, pues, de una cueva majestuosa con una verdadera red laberíntica de pasajes subterráneos. Existen muchos tramos estrechos que están aún sin explorar, por lo que es posible que existan pasadizos muy estrechos por los que es imposible que pase una persona y que éstos comuniquen con otro de mayores dimensiones, hasta ahora desconocido.
Descripción de la cavidad
La cueva del Viento es un típico tubo de lava con cinco bocas de acceso, todas ellas practicables, y que está situada en el barrio icodense de la Cueva del Viento. Estas bocas se localizan a distintas cotas y cuatro de ellas comunican directamente con el tubo principal de la cavidad. Entrada 1: Es la boca más inferior y se denomina Cueva de los Piquetes y se halla a unos 580 metros sobre el nivel del mar y da acceso al tramo inferior del tubo, que desciende hacia la costa a lo largo de unos 950 metros a partir de este punto. Esta zona es la parte de la cueva menos visitada, porque es la que se encuentra en peores condiciones debido a su utilización como vertedero de aguas residuales de las viviendas que se hallan en su superficie. Más abajo se encuentra un tubo de grandes dimensiones y sin bifurcaciones que llega a una gran galería llamada Sala de los Troglobios. A partir de aquí el tubo se bifurca en dos ramales que corren casi paralelos hasta su final. Uno de los ramales se llama el Tubo Azul y da acceso a otra ramificación lateral llamada Galería Bonita, nombre que hace honor a las mejores condiciones de salubridad de esta parte de la cueva. Desde la entrada de La Cueva de los Piquetes podemos ascender unos 230 metros hasta encontrarnos con un muro artificial, ya que aquí la cueva ha sido utilizada como bodega. Aquí se interrumpe el tránsito, pero si pudiéramos continuar llegaríamos a la segunda entrada llamada las Breveritas a unos 230 metros. Entrada 2: Es la vía de acceso más utilizada por el público y se llama Cueva de las Breveritas y está situada a unos 600 metros de altura. Desde aquí la cueva continúa ascendiendo con un tubo único, con unas condiciones que hacen fácil su tránsito. A unos 250 metros hay un derrumbe natural que intercepta el camino. En este punto la Cueva del Viento se comunica con la Galería de Belén, un pequeño tubo de 158 metros con conexión con el exterior. Sin embargo, el derrumbe impide el acceso a esta galería, al menos por este tubo. Unos metros antes de llegar a este derrumbe, hay una bifurcación que comunica con un paso estrecho llamado Huída de Rosendo. Siguiendo por este pequeño y empinado tubo, en el que hay que avanzar agachados, nos encontramos por un extenso complejo de galerías subterráneas, tales como: Piedra del Bobo, galería Barroso, galería Puñetera y galería de la Gran Grieta. Es en esta parte donde es más patente el por qué se llama La Cueva del Viento, ya que las corrientes de aire internas son bastante importantes. Después de pasar la galería de la Gran Grieta se llega a la Sala de la Cruz, punto de unión de dos grandes galerías, una por la que hemos subido y la otra la galería de los Pájaros. En esta se encuentran gran cantidad de restos óseos de animales vertebrados, unos ya extinguidos como la rata gigante y otros desaparecidos de Tenerife como : la graja y la hubara. A partir de la galería de la Cruz la cueva se complica, ya que se encuentran conexiones con diferentes ramificaciones. Unas son verdaderos laberintos, otras son galerías paralelas como la sala del Vivac, desde donde la cueva continúa con mayor diversificación de sus galerías y con algún paso estrecho (gatera) que dificulta su tránsito. En este punto nos encontramos en el extremo superior de la cueva, donde existe una compleja red de tubos. El tubo principal continúa hasta un punto donde las dimensiones se hacen excesivamente reducidas. Se le llama la gatera de la Gran Puñetera, haciendo honor a las dificultades de tránsito que presenta. Después existe una sala en cuyo final hay una pared con una gran grieta que impide continuar. Entrada 3: se trata de un pozo de 7 metros de profundidad. Supone el acceso a la galería de los Ingleses. Al bajarlo, existen dos tubos de diferentes dimensiones con ramificaciones laterales. El mayor se bifurca al poco de su recorrido para volver a unirse en uno solo antes de llegar al final. Entrada 4 : es una de las correspondientes a la Cueva del Sobrado. Se encontraba en el extremo inferior, pero tras las excavaciones de 1994, esta cueva quedó prolongada por un tubo principal que desciende hacia el norte unos 1200 metros. Es la abertura de una sima que queda intercalada entre el tubo nuevo (Sobrado inferior) y la propia Cueva del Sobrado. Entrada 5: Ascendiendo 250 metros más arriba de la Cueva del Sobrado se halla la última entrada practicable, que al igual que la sima antes mencionada se halla protegida por una reja protectora puesta por el Cabildo. A partir de aquí se extiende toda la parte superior de la Cueva del Sobrado, que tiene un recorrido de unos 3570 metros de gran belleza y complejidad. Pronto aparece una bifurcación, cuyas ramificaciones van a dar a la sala del Barco, de la que parte un tubo lateral que lleva al llamado Laberinto. Avanzando por esta bifurcación hasta el norte se encuentra un vertedero de basuras con un boca en su techo que ha sido tapiada. El tubo que asciende desde la sala del Barco tiene una sección muy regular con terrazas laterales de gran belleza. La conexión con la Cueva de las Breveritas es por un sistema elevado de tubos laberínticos que parte de una galería paralela a la principal. Por el tubo principal se llega al Pulpo donde confluyen varias galerías que provienen de la zona superior. Cerca de este límite superior se encuentra la sala de las Raíces, de una belleza extraordinaria y con una fauna troglobia específico.

 

BIOLOGIA Estudios biológicos en la Cueva del Viento En 1970 se comenta la posibilidad de que existan en el interior de la cueva insectos troglobios, pero no fue visitada por zoólogos hasta pasados varios años. El inicio de estudios biológicos fue gracias al hallazgo de huesos subfósiles de Lacerta máxima y Canariomys bravoi, un lagarto y una rata gigantes que actualmente están extinguidos   

       A  raíz de este hallazgo, aparecieron diversas especies troglobias, desconocidas en Canarias. Dichas especies, entre las que destacan la cucaracha sin ojos Loboptera subterránea o los carábidos Wolltinerfia martíni y Woltinerfia tenerifae , resultaron nuevas para la ciencia, como sucede con cualquier especie descubierta en una cueva, ya que es imposible que se trata de animales incapaces de sobrevivir fuera de las cuevas, lo que hace imposible que se pasen de unas cuevas a otras a no ser que lo hagan por conexiones internas, cosa bastante improbable.        A partir de aquí, el interés por la fauna cavernícola de la Cueva del Viento es enorme y se hace necesaria una inmediata protección de la misma. Es entonces cuando las autoridades proceden a una adecuada protección de la zona. Por un lado, el Cabildo ha comprado los terrenos por donde discurren las galerías de la cueva, y por otro lado, la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias ha tomado la determinación de declararlo espacio natural protegido. Biología         El primer troglobio terrestre descubierto en los tubos volcánicos de Canarias se encontró en la cueva del Viento. Se trataba de una cucaracha anoftalma, es decir, sin ojos y despigmentada que más tarde se describió como loboptera subterránea. Sin embargo, este descubrimiento no tuvo gran trascendencia científica, a pesar de que es sin duda alguna, esta cucaracha el animal más representativo de la fauna troglobia de Canarias.          En 1982 la cueva del Viento fue minuciosamente estudiada por un grupo de biólogos de la Universidad de la Laguna. Se comprobó entonces la importancia de los saprófagos como seres más abundantes. Este estudio sólo se realizó en la cueva Superior, concretamente, en la galería de Belén, Breveritas Superior, Breveritas Inferior y Breveritas Profunda. Se descubrieron 37 especies animales, entre ellas 9 eran troglobias.         En 1987 se hizo un nuevo estudio de la cueva. Se hace un trabajo muy exhaustivo, pormenorizado y bien contrastado. Como consecuencia, se descubre un total de 43 especies. Además, se realiza un estudio de las especies vegetales. En este último estudio se concluye que existen tres regiones diferenciadas en las entradas de la cueva:         -1- Zona externa: se encuentra bajo la influencia de la luz directa y sometidas a las condiciones climáticas de la zona. En la Entrada de las Breveritas aparecen plantas vasculares de gran variedad y en la entrada de Belén con menor riqueza florística aparecen sólo dos especies de helechos y en las paredes aparecen líquenes del género Lepraria y algunos briofitod.            -2- Zona de entrada: comienza justo en el lugar donde la lluvia no llega directamente, pero sí que recibe la luz directamente, al menos algunas horas al día. Esta se ha estudiado en tres entradas:           a- En la entrada de la cueva de las Breveritas: aquí la zona de entrada es muy reducida, debido a que la boca es pequeña. Por ello el recubrimiento vegetal no es muy rico, sólo aparecen algunas fanerógamas en la base y los líquenes del género Lepraria y el musgo Eurhynchium praelongum.             b- En la entrada de la cueva de Belén: sólo aparecen algunas plántulas de Vicia sp., debido a la reducida superficie que presenta su boca.           c- En la entrada de la cueva de los Piquetes: también es muy pobre en vegetación entre otras cosas porque hay depositada en ella basuras. En la base se encuentran plántulas de Vicia sp, Rubus inermis, y dos tipos de musgo: Didymodon australasiae, Pottia sp. Y Bryum sp.          -3- Zona de transición: está permanentemente sometida a la luz indirecta, que puede ser más o menos tenue. Sólo se estudió en las Breveritas y en los Piquetes. La entrada de las Breveritas es muy pobre florísticamente por las razones anteriormente expuestas. Sólo se encontraron algunas algas cianofitas en bloques de desprendimientos. En la entrada de los Piquetes a pesar de que es mayor, la acumulación de ingentes cantidades de basura es de nuevo la causa de que exista ausencia de vegetación.. Sólo crece en las paredes el briófito Eurhynchium praelongum y algas cianofitas que se entremezclan con líquenes del género Lepraria.

 

    Geomorfología de la Cueva del Viento   

   Desde el punto de vista geomorfológico la cueva presenta una   amplísima variedad de estructuras de origen primario: estalactitas de lava, cascadas lávicas, terrazas laterales, lagos de lava, etc, así como concreciones exó

genas de diferente composición: carbonato cálcico, cristobalita y otros compuestos de sílice.                                                                             La cueva del Viento está formada por coladas basálticas cuyos materiales proceden de procesos eruptivos generados en las Cañadas del Teide.     La Cueva del Viento presenta una complejidad extraordinaria en todo su recorrido, de modo que son frecuentes los puntos donde convergen o se encuentran dos galerías, que a veces se encuentran a distintos niveles. Precisamente, muestra tres niveles de profundidad diferentes: uno más superficial, otro medio y otro más profundo, que se podrían explicar según algunos expertos por lo abrupto y lo pendiente del terreno por donde descendió la lava, de manera que afirman a mayor ángulo de pendiente de la superficie, mayor será la complejidad del tubo volcánico.

       En cambio, otro grupo de expertos no está de acuerdo con esta idea y creen que los factores que influyen en esta complejidad son muy variables y que el motivo anteriormente expuesto sólo sería uno más entre otros muchos. Además, existen otros tubos volcánicos de mayor pendiente que la Cueva del Viento y sólo presentan un único tubo. Por ello, la teoría anterior queda prácticamente descartada.        En cuanto a la decoración de la cavidad existen diversos tipos de estructuras que se desarrollan en el techo, suelo y paredes de la cueva:       Jameos y entradas: Las bocas 1,2,3,5,y 6 son jameos claramente de origen secundario, mostrando en su interior bloques desprendidos del techo. En cambio la boca 4, que se corresponde con el pozo de acceso a la galería del Sobrado Inferior constituye una abertura natural de origen primario. La boca 7 que supone la entrada superior es artificial, producida por los trabajos de una excavación minera y está actualmente tapiada. El acceso es practicable en las demás entradas, excepto en la 4 y 6, ambas en el Sobrado, debido a que se encuentran justo en el techo y a una distancia considerable del suelo. La entrada 6 está actualmente bloqueada con piedras fijadas con resina y es impracticable.      Terrazas y bancos laterales: la cueva del Viento presenta una amplísima variedad en formas apriétales a lo largo de su recorrido, especialmente en las galerías Breveritas, Piquetes y Sobrado. Las cornisas, terrazas, bancos y gradas son producto de las variaciones que sufrió el nivel de la corriente lávica dentro del tubo ya formado y constituyen la tónica general del tapizado interior de la cavidad. Uno de los fenómenos más característicos producidos por el gran desarrollo de las terrazas es la fusión de las mismas para originar secciones con pisos superpuestos. El tubo inferior se reduce entonces a una pequeña gatera donde el paso es estrecho y con forma triangular. Esto se ha producido en la cueva de Las Breveritas,, la de los Piquetes y la del Sobrado. Cascadas de lava: La Cueva del Viento está generada en una serie de coladas de lava superpuestas, donde los tubos superiores contactan en muchos puntos con ríos lávicos inferiores, produciéndose capturas de magma. Al solidificarse la lava, en la pared de contacto se conforma una auténtica cascada de lava, que tiene su máxima expresión cuando el material lávico es más viscoso. Los puntos más espectaculares son:    – El gran pozo de acceso a la Galería Sobrado Inferior.    – El pequeño pozo de 7 metros que comunica la galería de las Breveritas con la de los Ingleses.     – El contacto inferior de la sala del Vivac con el tubo principal de la Cueva de Las Breveritas.     – Un pequeño salto de 2 a 3 metros que se encuentra a unos 30 ó 40 metros de la entrada de la cueva de los Piquetes en dirección norte.     – Un gran escalón lávico en galería Belén, muy cerca de la unión con Breveritas Superior.      – Un salto de 2 ó 3 metros localizado a unos 200 metros del extremo norte de la galería Sobrado Inferior. Sumideros de lava: en ocasiones la lava es captada por un tubo inferior obturándose el acceso a éste después de la solidificación del basalto. En la galería de los Ingleses hay un lugar muy representativo donde confluyeron materiales lávicos procedentes tanto del pozo que conecta con la cueva superior como de la galería que lleva al punto más levado del tubo de los Ingleses. Otro ejemplo lo encontramos en el extremo superior de la cueva del Sobrado. Tipos de sustrato: Dependiendo de las características del flujo lávico que avanzó por el interior del tubo en último término, las cuevas volcánicas presentan distintos tipos de sustrato. La mayor parte del recorrido de la cueva del Sobrado está tapizada por un sustrato de tipo malpaís. La última emisión de lava durante el proceso genético de la cueva estuvo caracterizada por un magma muy viscoso que llegó perfectamente a las cotas más inferiores de las galerías. Sin embargo, hay que destacar que este río de lava residual no poseía mucho espesor, de manera que aquellas galerías o ramales situados a varios metros por debajo del suelo de la galería principal no llegaron a captar este último río lávico.       Los primeros síntomas de erosión en un tubo volcánico quedan plasmados en los desprendimientos que se van produciendo en diversos puntos del techo y de las paredes. En este aspecto, la cueva del Viento presenta un aspecto relativamente joven y en muchos lugares del recorrido conserva sus estructuras primitivas. Sin embargo, existen zonas en la cavidad donde le proceso erosivo se ha puesto de manifiesto. Estas zonas se caracterizan por acúmulos de bloques desprendidos en el suelo y por ser de gran tamaño, coincidiendo con salas de grandes dimensiones. A veces estas salas han crecido espectacularmente a causa de la erosión. Las más representativas son la de la galería de los Ingleses y la sala de los Troglobios. En ciertos puntos de la cavidad aparecen bloques de lava fundidos en el suelo, probablemente desprendidos del techo o arrastrados por el río lávico, que son luego tapizados por flujos posteriores.         Por último, en los tramos más inferiores de la cueva de los Piquetes y de la Cueva de las Breveritas, se desarrolla un proceso de acúmulo de sedimentos que se acentúa sobre todo en recorridos donde la pendiente es muy poco acusada. Probablemente tenga relación con el espesor del techo y con la gran cantidad de grietas a través de cuales se filtra el agua y sedimentos arrastrados desde la superficie. A veces, el agua filtrada se estanca en pequeños charcos de uno o dos metros de diámetro. Esto es evidente en la sala del Túmulo en la cueva de los Piquetes donde además se filtra agua que procede de las viviendas que están sobre la cavidad.         Estafilitos y estalactitas de lava: como la mayoría de los tubos volcánicos, la cueva del Viento presenta unos característicos procesos sobresalientes en el techo denominados estalactitas de lava. Las formas son muy diversas, siendo la más común la de cono invertido. Posee una buena representación de estalactitas de lava primaria, de las que las cónicas son las que recubren gran parte del techo de la cueva. En los lugares donde el techo tiene una inclinación pronunciada, estas estalactitas se disponen en hileras paralelas. De manera más escasa aparecen a veces las estalactitas primarias irregulares, como por ejemplo en la cueva de las Breveritas.        Las estalactitas originadas por fenómenos de refusión muy intensa son bastante escasa en esta cavidad, que se observa en la cueva de los Ingleses.       Concreciones de origen secundario: Actualmente se ha hecho muy poca investigación sobre estas concreciones. Sin embargo, la cueva del viento posee una buena representación de este tipo de depósitos a lo largo de todo se recorrido. La morfología que presentan es muy variada, por lo que podemos distinguir cinco patrones diferentes: – Pequeñas formaciones a modo de pequeños balcones adheridos a – la pared llenos de agua. – Formas pulverulentas que se deforman y desprenden al contacto. – Vasos receptores en el suelo que se forman en las pequeñas oquedades. – Estalactitas, desarrolladas sobre el techo plano o sobre estalactitas de lava. – Grupos de concreciones que no se disponen verticalmente, sino siguiendo la dirección del viento que se produce en un tramo de pequeñas dimensiones.     En cuanto a la formación de este tipo de tubos volcánicos por regla general son estructuras características de coladas basálticas, donde el mantenimiento del calor en el interior del flujo hace progresar el frente de la colada. En la cueva del Viento se observan tres niveles de conductos que parecen ser producto de sucesivas etapas eruptivas, que generaron coladas superpuestas, en cuyo seno se construyeron las galerías.     En algún momento del pasado durante las emisiones basálticas más antiguas se construyeron los grandes canales lávicos que conformaron las dos galerías de grandes dimensiones: la galería de los Ingleses y la del Sobrado Inferior. Posteriormente, tras solidificarse y consolidarse, otra colada cubrió la superficie esciriácea de la zona, aún sin suelo ni vegetación. La dirección de ambas coladas coincidió ya que siguieron probablemente el curso de antiguas barranqueras. Un tercer nivel de coladas construyó todo un laberinto de conductos, que conecta frecuentemente con la cueva del Sobrado y la Cueva del Viento.

 

 Influencia de la contaminación Se ha investigado el impacto medioambiental de los vertidos orgánicos de aguas fecales en la comunidad vegetal de la cueva , comparando los resultados del muestreo obtenido en las cuevas de los Piquetes, Belén y Breveritas Inferior. El efecto que tiene la cercanía de la boca en estas galerías es similar debido a que se encuentran a más o menos la misma distancia. Esta valoración se hace debido a que por la boca entran muchas especies troglófilas y trogloxenas, que no avanzan más allá de una decena de metros

   Así pues, la mayor diversidad la registró la galería de Belén y la mínima los Piquetes. Esto es claramente debido al efecto de la contaminación, ya que cuanto mayor es la cantidad de aguas fecales mayor es el deterioro del ecosistema. Por ello deberíamos mantener como referencia la comunidad animal de la galería de Belén, ya que las otras si no fuera por la contaminación que padece tendrían probablemente el mismo nivel ecológico.     Sin embargo, hay que admitir que puede haber otras causas añadidas que empobrezcan la fauna de la cueva, que hasta ahora nos son desconocidas, aunque se baraja la posibilidad de la propia dinámica del ecosistema que no es estático.      El deterioro de la comunidad animal en la galería de los Piquetes es muy grande de modo que se han visto disminuidas las especies troglobias y las troglófilas. En este entorno las especies dominantes son las saprófagas, cuyo índice de frecuencia es mayor de lo normal.      En la galería de las Breveritas Inferior ocurre lo mismo, aunque en menor medida, ya que la contaminación es menor. Son frecuentes los depósitos de aguas fecales y gotea desde el techo. Influencia de los visitantes en el ecosistema subterráneo       Las visitas a la cueva también ejercen su influencia negativa en el ecosistema. De nuevo se comprueba que la galería de Belén registra una fauna de mayor diversidad que la de Breveritas Superior. Sin embargo, queda demostrado que el efecto de la contaminación es superior al efecto del tránsito humano. Influencia de la distancia vertical a la superficie      Se ha demostrado en varias ocasiones la importancia de la gravedad en las transferencias energéticas desde la superficie al medio subterráneo, por ello es probable la hipótesis de que cuanto mayor sea la profundidad en el suelo, menor será el aporte trófico del exterior. Se produce un déficit energético que implica el empobrecimiento del ecosistema que es incapaz de mantener una complejidad excesiva.

Cueva de La Candelaria. Situación: Barrio de La Candelaria. Longitud: 679’6 m Características: Tubo de grandes dimensiones en el que hay que destacar la presencia de dos cascadas de lava de gran belleza que dan paso a varias gateras. Cueva de la Amargura. Situación: Barranco de la Cueva del Viento. Longitud: 42’5 m Característica: Pequeño tubo volcánico superficial, que podría pertenecer a la red de tubos secundarios del complejo volcánico de la Cueva del Viento. Cueva Hoya de San Felipe. Situación: Barriada de San Felipe.

 

Longitud: 810 m Características: La única boca de esta cavidad es una gatera que da acceso a un tubo de gran dimensión que discurre de forma descendente hasta su final. La galería presenta una peculiar ramificación que le da aspecto de laberinto. Cueva Benisahare. Situación: Barranco de Las Lajas. Longitud: 372 m Características: Tubo de amplias dimensiones al que hay que acceder a través de un jameo. Ésta cavidad se formó en las mismas coladas del complejo volcánico de la Cueva del Viento. Cueva de San Marcos (Cueva de los Guanches) Situación: Acantilados de la Playa de San Marcos. Longitud: 1820 m Características: Cueva con dos bocas de entrada, una inferior que se abre en el acantilado y otra superior en medio de plataneras. Cueva del Punto Blanco. Situación: Acantilados de la Playa de San Marcos. Longitud: Estas dos últimas cuevas son de fácil acceso y su interior está marcado mayoritariamente por amplias bóvedas y varias bifurcaciones. Para acceder a ellas, se baja por el camino de las Barandas y a mano izquierda se encontrarán un estanque que deben bordear y seguir por donde va la tubería hasta llegar a la cueva de San Marcos; para acceder a la cueva del Punto Blanco, tras el estanque, hay que continuar por medio de vegetación hasta una vieja escalera que nos conduce a la entrada.

 

 

 

RASGOS GEOLÓGICOS …
Es una red Laberíntica de tres niveles de galerías o tubos volcánicos superpuestos, se desarrollaran en coladas basálticas procedentes de Pico Viejo de hace 27.000 años de antigüedad, que bajaron por el Valle de Icod y formaron una Gran red de Tubos Volcánicos.
En la Cueva del Viento aparecen numerosas y variadas estructuras lavicas. Terrazas laterales, originadas durante estabilizaciones de la corriente de lava en el interior del tubo volcánico. Cascadas de lava, producidas cuando los tubos superiores conectan con los inferiores capturando el flujo lavico, Estafilitos y Gotas de Lava de formas diversas, las más frecuente la de cono invertido. Otras estructuras son: Jameos y entradas, lagos de lava, cornisas, bloques solidificados, concreciones de origen secundario

 

 FLORA, FAUNA Y PALEONTOLOGÍA La vegetación se presenta en tres sectores, zona externa, con plantas vasculares y algunos helechos y líquenes; zona de entrada, comienza justo donde la lluvia no llega directamente, pero si recibe la luz y contiene fundamentalmente musgos y líquenes; zona de transición, sometida a la luz indirecta, se han encontrado algas cianofitas y líquenes. La complejidad de esta cueva, de más de 18 km. de galerías, también ha hecho arduo el estudio biológico destacando la Labor del Museo de Ciencias Naturales del Excmo. Cabildo de Tenerife y Departamento de Zoología de la Universidad de la Laguna, La gran superficie que abarca este tubo permite la existencia de muchos ambientes distintos. Así, zonas con abundantes raíces, barros, o desprendimientos y bloques sueltos se intercalan con otras de superficie más regular y compacta. Todo esto ha favorecido el asentamiento y desarrollo de una comunidad cavernícola bien estructurada y bastante compleja. Se han descubierto hasta la fecha un total de 130 especies de especies invertebrados en el interior del Tubo Volcánico, de las cuales son 38 son troglobias y unas 15 troglófilas, Estos hallazgos son Únicos en las cavidades de Canarias y a nivel Mundial. Siendo este motivo que la Cueva del Viento sea la Única que reúnaesta gran Fauna en su Interior a Nivel Canario. La Cueva constituye un importante yacimiento paleontológico, como lo pone de manifiesto el hallazgo de huesos subfosiles de Gallotia Goliat y Canariomys Bravoi, un lagarto y una rata gigantes y hoy extintos. En algunas galerías del interior del tubo volcánico se han hallado muchos restos de esqueletos de aves diversas, algunas pertenecientes a especies extintas y otras desaparecidas de la Fauna de Tenerife.

     

 

 INTERES ARQUEOLÓGICO    Tanto en las entradas de las Breveritas como la del Sobrado se han descubierto enterramientos Guanches.    HISTORIA     La Cueva del Viento era ya conocida por los Guanches hace 2000 años, ya que se han encontrado restos de enterramientos en la Cavidad, pero no es hasta el año 1776 no se tiene ninguna referencia de la misma. En este año los Hermanos Bethencourt de Castro y Afonso Molina citan la Cueva del Viento en su descripción de la Cueva de San Marcos. La Entrada principal de la Cavidad se encuentra el Barrio que lleva su nombre, La Cueva del viento, lo que indica que se conocía por la gente del lugar desde hacia mucho tiempo. En 1891 unos visitantes ingleses levantan un corto plano de 400 m. de parte de la Cavidad. Pero no es hasta el año 1968 cuando los espeleólogos Canarios de la Sección de Exploraciones Vulcanoespeleologicas de la Guancha, perteneciente al G.M. de Tenerife se adentran en la cavidad y a lo largo de 2 años la exploran y topografian dándoles un desarrollo de 6.135 m. y descubriendo la primera fauna del tubo la Loboptera Subterránea una cucaracha ciega. Se dio a conocer a los medios Informativos escritos y Televisión y en aquellos años fue la mayor del mundo en terreno volcánico. A raíz de esas Informaciones diferentes Grupos de Espeleología Nacionales e Internacionales viajan a Tenerife y exploran la Cueva, y realizan diferentes publicaciones: Es en el año 1973 cuando espeleólogos Ingleses del Shepton Mallet Caving Club descubren un pozo llamado en su honor de los Ingleses y conectan el piso segundo con una gran galería de cerca de 4 km. de desarrollo a un nivel inferior, este fue un importante hallazgo pasando a tener el complejo 10 km. de desarrollo, ya en años posteriores se comienzan a realizar estudios Biológicos por parte del Departamento de Zoología de la Universidad de

 

la Laguna  (G.I.E.T.) descubriéndose la gran cantidad de fauna cavernícola del tubo, y a su vez por parte del Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare se comienza a descubrir nuevas galerías en la Cavidad y es en el año 1989 cuando este Grupo conecta la Cueva del Viento con la Cueva del Sobrado tras varios Km. de estrechas gateras, pasando a tener un desarrollo total de 14 km., este descubrimiento da mucha importancia al Gran Complejo Volcánico, planteándose la Topografía Total y Nueva del Complejo, y en el año 1994 realizando las primeras obras para hacer visitable el Tubo volcánico por parte del Museo de Ciencias Naturales del Excmo. Cabildo de Tenerife, miembros del Museo y del G.E.T. Benisahare descubren una Sima de 17 de profundidad que conecta otro piso del tubo volcánico con 3 km. de desarrollo. Esto es un gran descubrimiento que solo da unas pinceladas de la Gran Importancia Geológica y Laberíntica de este Gran Complejo Volcánico que nos sigue y dará muchas más sorpresas en un futuro. La Cavidad sigue siendo explorada y topografiada por el G.E.T. Benisahare pudiéndose en un corto tiempo unir a la Cueva de Felipe Reventón ,aumentando su desarrollo a 21 Km. y se siguen haciendo trabajos Bioespeleologicos por parte del Departamento de Bioespeleología de la Universidad de La Laguna y Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife, y colaboración para una Ley de Protección en el Parlamento de Canarias de la Cueva del Viento Patrimonio Canario y Patrimonio Mundial en Cuevas Volcánicas.            El 20 de Junio de este año 2008 se abrió al público un tramo para hacerla Visitable así como un Centro de Visitantes ubicado en el Barrio de la Cueva del Viento, donde colaboran Cabildo de Tenerife, Ayuntamiento de Icod, Organismo Autónomo de Museos y Centros de Tenerife e IDECO S.A.

 

Parte de la información que aparece en esta página ha sido extraída del trabajo editado por la Consejería de Política Territorial en 1995 y realizado por los siguientes investigadores: Juan J. Hernández Pacheco Isaac Izquierdo Zamora José L. Martín Esquivel Ana L. Medina Hernández Pedro Oromí Masoliver

 


mailto: jleonr@arrakis.es
Mi dirección de E-mail

  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s